“La filosofía de las lesiones”

Esta entrada fue escrita por mi amigo de las calles Sergio Campos, quien se recupera de una lesión que lo puso a pensar en esto:

La filosofía de las lesiones.

Estar lesionado es mucho más que parar de correr. Es el cuerpo reclamando algo que no hemos hecho bien y en algunos casos, reclamando que dejemos de hacer.

En mi caso en particular me lesioné entrenando hace algunas semanas. Ese día ya tenía más de una hora de estar corriendo cuando sentí un dolor en la pared interna de mi rodilla. Ese dolor ya lo había sentido en algunas ocasiones anteriores pero muy levemente por lo que no le había prestado atención y es que existe un refrán para los que corremos que reza que el que es corredor y no le duele nada, no es corredor. Uno se va acostumbrando a que le duelan los pies, las piernas o inclusive la parte superior del cuerpo, entonces esos pequeños dolores uno los ignora  y los deja pasar.

El dolor fue agudo pero no insoportable, creí que me había arratonado y decidí parar una vuelta al entrenamiento de velocidad que estaba realizando. Me detuve, estiré un poco la rodilla y volví nuevamente a intentarlo, pero con muy mal resultado. El dolor pasó de ser moderado a insoportable y tuve que detenerme del todo. Descansé, pensando en que el dolor me “saldría” descansando unos días y tomando antiinflamatorios. Una semana después tuve exactamente el mismo resultado sumando la preocupación.

Acá es donde empieza la filosofía de las lesiones.  Es una filosofía porque es aprender que la realidad es que uno está lesionado y que no puede correr. Es aprender a ver la gente pasar en las mañanas y literalmente estarse “quemando” por ponerse los tennis y no poder hacerlo. Es entender que estar sentado no es por gusto, sino porque mi cuerpo me está mandando una señal que tengo que escuchar muy cuidadosamente.

Lo primero y más recomendado, buscar a alguien que te pueda decir la magnitud de la lesión y el camino a seguir. Para esto tenemos desde los fisioterapeutas hasta los ortopedistas y hay muchas personas que consultan quiroprácticos, pero yo en lo personal no lo recomiendo.

Segundo, aprender a complementar nuestro ejercicio. Uno debería complementar la corrida especialmente con gimnasio, donde se pueda fortalecer los músculos que normalmente no se utilizan tanto pero que son soporte de los que si se utilizan mucho.

Tercero: estirar. Mucha gente piensa que estirar es nada más levantar las rodillas un poco y jalarnos las piernas. Hay que estirar antes y después de entrenar, y estirar como la gente. Sacar el ratito para hacerlo es fundamental.

Cuarto y creo que lo más importante, saber esperar. No tiene sentido entrenar lesionado o sin haberse recuperado al 100%, solo por quitarse las ganas de correr. Al final de cuentas, por un rato de quemar fiebre se va a pasar más tiempo en banca esperando.

Anuncios

Acerca de seoaraya

Aventurero, tomador de café, amante de la naturaleza y aficionado a la zona mágica.
Esta entrada fue publicada en Comunidad, Motivación. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a “La filosofía de las lesiones”

  1. Tienes toda la razón 😦 , pero hay que enfrentar la dura realidad, es mejor reposar la lesión que agravarla, ser paciente es lo único que queda.

    Por cierto me alegra encontrar un blog mas en CR de atletismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s