Prepararse para una ultra

Las ultras son eventos superiores a los 42.195 metros de distancia; un reto para corredores que luego de la maratón buscan llegar más largo.

En Costa Rica solo este año ya han habido tres ultramaratones: el Desafío Valle Central con distancias de 50 y 100 K, Q-50 con 80 K y TNF Rincón de la Vieja con 50 y 80 K; la próxima será La Lapa Roja con 62 K.

El reto de la ultradistancia parece ser cada vez mas popular, y muchas veces el corredor se inicia sin mucha información al respecto.

Aquí les dejo las enseñanzas muy valiosas de Vicente Charpentier, un experimentado corredor de Ultras involucrado en la organización de las mejores carreras de montaña que se pueden correr en el país.1053270_534551309937145_1811578984_o

El tiempo y las vivencias que he tenido a lo largo de estos años de correr me han conducido a reflexionar sobre la importancia de promover las carreras de ultra distancia, pero en forma responsable. Como corredor y participante en la organización de estos eventos estoy, creo, en la obligación de indicar algunos puntos importantes que se deben considerar a la hora de inscribirse o intentar la realización de estas aventuras. No quiero que se interprete que son las únicas o las válidas para todos. Es mi apreciación personal, además no olviden que estoy aprendiendo.

1- Estar preparado en los aspectos físico, mental y económico. Es imperante tener una preparación física de mínimo 4 meses para los que tienen base y 6 ó 8 meses para los intermedios, en este punto se debe considerar el plan nutricional. Un chequeo médico es obligatorio. La parte mental es fundamental, muchos retiros se dan porque este factor juega una mala pasada o se sigue a pesar de que no se debe. El económico no es menos importante, porque alimentación, tiempo, equipo, calzado e inscripciones tienen un alto costo, no se trata de alterar el presupuesto individual o familiar. Estoy convencido que no se trata de terminar, más bien, consiste en terminar bien en todos los aspectos.

2-Se debe llevar un proceso. Es necesario quemar etapas, primero carreras de menor distancia. Para dicha de los corredores, en nuestro país existen todas las distancias. Mi opinión personal es que para una ultra de más de 60 km, se requieren dos años de proceso.

3-Prepararse de acuerdo al terreno, condiciones climáticas y hora que se correrá. Es muy dado que algunos participantes se preparan en superficies muy diferentes a las que se encontrarán, esto puede generar lesiones. Las condiciones climáticas son muy influyentes en el rendimiento de nuestro organismo y pueden generar emergencias. La hora juega un papel trascendental porque por ejemplo si es en la noche y no se ha entrenado correr con luz artificial podría generar accidentes.

4-Tomar todas la previsiones. Se debe estudiar el recorrido, planificar el plan de alimentación e hidratación durante la carrera, llevar el material necesario. Si no tenemos noción de los puestos de asistencia, tipos de desnivel y superficie que encontraremos podremos desgastarnos con ritmos inadecuado. En algunos casos se puede ver a corredores en una ultra con solo una “botellita” en al mano. La preguntas son: ¿Qué pasaría si llega al puesto y no hay líquido disponible?, ¿En caso de una lesión o pérdida?. Algunas situaciones de emergencia pasan porque no se han probado los planes de alimentación e hidratación, o se carecen de ellos. Generalmente consumo pocos alimentos sólidos en las carreras, prefiero llevarlos.

5- Leer los reglamentos y recomendaciones de la organización. Es muy importante saber las condiciones en las que se correrá, como parte de la organización me sorprende que algunas personas ya inscritas preguntan sobre aspectos que están en los reglamentos o recomendaciones publicadas. La regla sería inscribirse cuando se han leído las reglas. Cumplir con los materiales obligatorios por convencimiento de que son necesarios. Sé de corredores que llevan la linterna sin pilas a la revisión.

6-Ser consiente a lo que se va. Es valioso tener presente que el más responsable en la carrera debe ser el participante, no se trata de apuntarse por la novedad, por llamar la atención. Se debe participar porque se ha pensado bien lo que se enfrentará. Desafiar los límites no consiste en oponerse al razonamiento lógico.

7-Asegurarse de que el organizador tiene póliza de accidentes y plan de contingencia. Parte de la responsabilidad de la seguridad personal consiste en cuidar este detalle. Pólizas hay de todo tipo, en ocasiones no cubren ni para los medicamentos básicos, en el peor de los casos ni se incluye a los participantes, principalmente cuando se hacen inscripciones el mismo día. Un plan de contingencia permite atender el menor tiempo posible una emergencia, esto puede hacer la diferencia entre la vida o la muerte.

8-Parar cuando se siente perdido es mejor perder unos minutos para ubicarse o llamar al organizador que perder horas en terrenos que nos pueden generar accidentes o frustración.

Anuncios

Acerca de seoaraya

Aventurero, tomador de café, amante de la naturaleza y aficionado a la zona mágica.
Esta entrada fue publicada en Comunidad, Primeros pasos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s